fbpx

El placer es sentir lo acabado

– Oye, una pregunta ¿a ti qué es lo que te importa realmente?

-No entiendo la pregunta, ¿ qué quieres decir?

-Que si piensas en lo importante, no sé… si te sientes bien con tu vida… esas cosas.

-Hombre, pues depende.

-¿De qué depende?.

-De la circunstancias personales.

-Sí claro, es cierto, pero me he dado cuenta que esas circunstancias personales nos las saltamos, es decir, que no las vemos en el otro, y sólo las vemos en nosotros. Nuestras circunstancias personales y eso amigo va a misa, ahí no hay vuelta de hoja.

-Estoy de acuerdo, al final lo que realmente nos importa es cómo estamos nosotros, yo, y el tu… no lo vemos.

-¡Ves!, justo es eso lo que te preguntaba, ¿ qué es lo que realmente te importa?.

-Visto así, lo que realmente importa soy yo.

-El tu ¿ dónde está ?

-En nuestra espalda, no lo vemos

-Ya, pero no verlo, no quiere decir que no exista.

-Están unidos.

-Exactamente. Todo este dilema me lleva a pensar en una frase que oí el otro día que dice así «El placer es sentir lo acabado».

-¡Madre mía!, eso lo dejamos para otro día ¿vale?

-De acuerdo, me voy que tengo prisa. ¡Hasta pronto!